Tipos de arroz

Después del maíz, el arroz es el segundo cereal más cultivado en el mundo, pero el primero en consumo humano. Esto se debe a que es un producto básico en la dieta de muchas culturas, especialmente de algunas zonas destacadas de América Latina y de Asia. El arroz consigue proporcionarnos una pequeña cantidad de proteínas, además de un alto aporte calórico, especialmente en contraposición con otros tipos de cereales y, por supuesto, es rico en almidón.

Conocer los distintos tipos de arroz que existen será imprescindible para aquellas personas que quieran hacer buena cocina, ya que es un producto indispensable en la dieta. Esto es algo a lo que queremos ayudarte a lo largo de este post, por eso clasificaremos los distintos tipos de arroz en función de algunas características que hacen mención a su forma, color, textura y a la forma de procesarlo.

Tipos de arroz en función de su forma

Dentro de los tipos de arroces por forma encontramos el índico, que son granos largos y finos, o el japónico, con granos mucho más gruesos y cortos.

Arroz largo

Este tipo de arroz pertenece a la variedad índica y contienen una alta cantidad de almidón que puede llegar a suponer hasta el 20% de su composición total. Una vez este tipo de arroz pasa por cocción, sus granos son más sueltos y elásticos, por lo que son utilizados para ensaladas y una gran variedad de platos de la cocina asiática.

Son propios de este tipo de arroz el basmati y el arroz salvaje, que requiere un mayor tiempo de cocción que el anterior.

Arroz medio

El arroz de tipo medio contiene alrededor de un 15% de almidón en su composición, aproximadamente. Tras la cocción de este tipo de arroz se obtiene un grano blando, como es el propio de las variedades más conocidas de arroz medio: el arroz bomba o el carnaroli.

El arroz bomba es el preferido por los maestros arroceros para recetas de paellas, arroces melosos o al horno o incluso arroz con leche, ya que tienen una capacidad muy alta para la absorción de líquidos.

Arroz corto

Este tipo de arroz es casi esférico, con más almidón que el resto de los arroces de los que hemos hablado y muestran un alto grado de adherencia entre sí, haciendo que sean compactos cuando son expuestos a la temperatura ambiente. Precisamente por este motivo, es el tipo de arroz perfecto para la elaboración del sushi o del risotto, especialmente las variedades de arroz corto Arborio o Vialone Nano.

Tipos de arroz en función del color, el aroma o la textura

Algunas recetas precisan que se tenga en cuenta el aroma o la textura perfectas, además del color característico de algunos de los arroces. Para ello, tendremos que tener en cuenta esta clasificación.

Arroces pigmentados

Estos tipos de arroz son ideales para aquellos platos de guarnición en los que se requiere un toque de color. Uno de los más conocidos y de los más utilizados es el tipo de arroz oro, que cuenta con un color amarillento y que se caracteriza por su baja capacidad para absorber agua, por lo que es capaz de ser recalentado sin problemas.

Otro de los más conocidos es el arroz Venere, de color negro, por lo que es utilizado especialmente para la preparación de pescados y mariscos salteados.

Arroces aromáticos

Muchos de los arroces largos son, a su vez, tipos de arroz aromático, algo que es especialmente notable una vez han sido cocidos. Los más utilizados son el arroz Thai o el arroz Jazmín, especialmente en la cocina india y en Turquía para el famoso arroz pilaf.

Arroz glutinoso

Este tipo de arroz tiene como característica principal que queda especialmente pegajoso tras la cocción. Esto hace que sea uno de los arroces favoritos para la elaboración de postres y platos dulces, como es el caso de los arroces con mango o coco.

Tipos de arroz según su procesado

Los arroces también pueden ser clasificados según tengan grano entero o grano blanco. El primero es mucho más natural, ya que no es procesado de manera exhaustiva y, el segundo, es un tipo de arroz al cual se le ha hecho perder su cubierta exterior o salvado.

Tras la recogida del arroz y su posterior procesado se pueden obtener dos tipos de arroz principales, que son los que detallaremos a continuación.

Arroz integral

Es importante señalar que el arroz integral no es una variedad propia del arroz, sino que es obtenida a través de otros tipos de arroz como los que hemos señalado a lo largo de este artículo.

Para conseguir obtener el arroz integral, se debe dejar el grano sin pulir, haciendo que se pueda conservar la cubierta exterior o parte del salvado que recubre el grano. Una de las mayores ventajas del arroz integral es que es apto para la elaboración de cualquier tipo de receta, ya que es especialmente versátil.

Arroces vaporizados

Este tipo de arroz es blanco al que se le ha quitado el salvado que cubre el grano a través de una ligera cocción, motivo por el cual también es conocido como arroz precocido. La ventaja de este tipo de arroz es que han recibido un tratamiento de calor para hacer que la cocción que realices sea mucho más corta.