Tipos de ficheros y listas de morosos

El objetivo de las listas de morosos es guardar información de las personas físicas y jurídicas que en ese momento se encuentra en una situación de impago. Estos listados son de gran ayuda para los bancos y empresas de financiación, a través de las cuales pueden saber rápidamente si una persona es o no morosa. Por este motivo, una persona o empresa que quiera solicitar un préstamo no debería estar en ese listado o las cosas se complicarán bastante a la hora de conseguir la línea de crédito. Por este motivo, hoy queremos mostrarte un listado con los tipos de ficheros de que existen actualmente.

ASNEF

Cómo nos indica la web especialista en financiación CreditoParticular, el listado de morosidad ASNEF es el más conocido y usado en nuestro país. Es verdad que no es el único, pero es el más importante.

Este listado funciona a través de la información que aportan los socios que trabajan con ASNEF. Es decir, las empresas incluyen a los clientes que no pagan sus facturas. Muchos de los socios asociados son entidades bancarias, pero hay muchas otras empresas que trabajan con ASNEF para intentar presionar a sus clientes y conseguir que paguen las facturas que no han pagado. Esto significa que tienen presencia empresas de telecomunicaciones, aseguradoras, editoriales, empresas de gas, agua o electricidad… y muchas otras.

Para poder salir del listado de morosidad ASNEF, en primer lugar hay que satisfacer la deuda con la cual hemos sido registrados. Una vez abonado el importe, se recomienda solicitar a la empresa que nos ha registrado que nos borre para intentar agilizar los trámites y salir del listado lo antes posible. Recuerda, si estás buscando un préstamo, lo mejor es solicitar el dinero cuando ya no estamos registrados. Así la probabilidad de conseguir el dinero será superior y las condiciones serán más interesantes. Si estás en ASNEF al solicitar un crédito, todo se complica bastante y en consecuencia tendrás que aceptar una línea de crédito con peores condiciones y te será mucho más complicado acceder a la financiación.

RAI

Otra de los listados más conocidos en nuestro país actualmente. Las siglas significan Registro de Aceptaciones Impagadas. Este listado de morosidad se usa principalmente para la personas jurídicas, es decir, las personas físicas no suelen aparecer en este listado.

Este listado de morosidad suele ser consultado por empresas que financian proyectos a empresas o autónomos y por empresas que quieren invertir en otras empresas y quieren saber si están al día de los pagos.

Badexcug

Te presento un listado de morosidad que se ha especializado especialmente en los impagos por parte de las personas físicas. El listado se ha especializado especialmente en las entidades bancarias, es decir, es un listado en el cual aparecerás si no has pagado a tiempo un préstamo, crédito o hipoteca. Es un listado muy usado por las entidades bancarias a la hora de evitar dar dinero a una persona que ya está en situación de impago con otro banco.

CIRBE

También es conocido como CIR. Las siglas significan Central de Información de Riesgos del Banco de España. En cierta manera se podría decir que no es un listado como los otros, sino que es una base de datos que recoge toda la información de pagos de los clientes bancarios. Es decir, en este registro se incluyen a los clientes que están al corriente de pagos y los que están en estado de impago. El objetivo del listado es ver el endeudamiento que tiene una persona. Dependiendo de ese endeudamiento, una entidad bancaria acepta o no dar el crédito a la persona que lo está solicitando. Si la persona está muy endeudada, el crédito se le denegará a no ser que presente un aval importante que garantice el pago.

FIJ

También conocido como Fichero de Incidencias Jurídicas. En este fichero se registra toda la información aportada por los socios y de los boletines oficiales públicos. Se ha centrado especialmente en recoger las deudas que una persona o empresa tiene con la administración pública. Las deudas registradas son a la tesorería, multas no pagadas, ayuntamientos…

Estos son los principales listados de morosidad en nuestro país. Estar o no registrado en cualquiera de ellos puede significar conseguir o no una préstamo o crédito. De aquí que siempre hay que intentar estar fuera.